¿Qué debes tener en cuenta al abrir tu propio despacho profesional?



¿Estás pensando en abrir tu propio despacho profesional pero te preocupa que no sea rentable? Éste suele ser el principal miedo cuando tomamos la decisión de emprender.

Sea cual sea el sector, hoy en día es muy complicado que no existan otros profesionales que ofrezcan el mismo servicio, pero esto no significa que no puedas hacerlo. La clave reside en exprimir al máximo las cualidades y rodearse de los mejores trabajadores para lograr esa diferenciación que permita alcanzar el éxito y sobre todo en la diferenciación. ¿Que puedo ofrecer a mis clientes que sea diferente a lo que ofrece la competencia?

Para enfrentarse a este nuevo reto hay que ser organizado, resolutivo y adoptar una visión empresarial que será clave para el desarrollo del negocio.

A continuación, os mostramos algunas consideraciones a tener en cuenta antes de crear un despacho propio.

Los clientes

Uno de los aspectos que va a determinar la creación de un despacho profesional va a ser la cartera de clientes. Ten en cuenta que el inicio supone un gran desembolso, empezando por el alquiler de la oficina, los gastos personales y otros muchos imprevistos a los que habrá que hacer frente.

Por eso, antes de lanzarse a emprender conviene asegurar una cartera de clientes lo suficientemente numerosa y estable para no hacer tambalear nuestra economía.

Apostar por el marketing

Para crecer y lograr la rentabilidad del despacho profesional es imprescindible adoptar una visión "marketiniana" del negocio. El marketing va a ayudar en el salto hacia el éxito. Prestar un servicio supone saber venderlo de manera eficaz y si con ello, se genera reputación, reconocimiento y estatus ya hay mucho camino adelantado para ir en busca de nuevos clientes.

Es importante no olvidar nunca este aspecto, muchos de los despachos que ya tienen una posición asegurada dejan de lado este concepto, algo que se convierte en un grave error.

Siempre hay que tener muy presente la idea de venderse como el mejor despacho que ofrece el mejor servicio. Pero no solo hay que adaptar esta visión "marketiniana" desde dentro de la organización, son muchas las acciones externas que se pueden hacer en este sentido.

Crear informes, estudios o lanzar notas de prensa ayuda a ganar en repercusión y notoriedad del despacho. Participar como ponente en congresos y cursos es otra de las acciones que mejora el prestigio de la organización. Las redes sociales también ayudan en este sentido, Linkedin es por ejemplo, un buen escaparte para ello ya que permite participar en grupos de debate y discusión generado conversación entre público que pueda ser interesante para el despacho.

En definitiva, se trata de hacerse notar dentro del sector. Por eso, es interesante estar al corriente de todos los actos, conferencias, congresos, o eventos en los que poder tener presencia.

Cuidar la relación con los clientes

No hay que olvidar que el cliente es el principal ingreso. Ten en cuenta que uno de los motivos que lleva a un cliente a optar por este tipo de servicio es la atención dedicada y personal por eso, hay que ofrecer a cada uno de ellos este tipo de relación.

El cliente siempre valorará que muestres interés en él, en su situación y en los servicios que le puedan interesar, tiene que percibir que se trabaja para ofrecerle siempre lo mejor. Apórtale siempre beneficios intangibles que de la sensación que eres diferente. Haz sentir a cada cliente como si fuese único.

Facilita a los clientes el acceso a sus asuntos. Convierte tu despacho de una forma muy fácil y por poco dinero en un despacho 24h. Crea un portal o extranet donde tengan acceso a sus expedientes, contratos, impuestos, etc, y si además les facilitas una herramienta de gestión conectada a tu despacho aportaran un valor añadido que difícilmente podrá igualar la competencia.

Tan importante es el cliente grande como el pequeño. A veces, se suele prestar más atención a aquellos que generan más volumen de trabajo o más facturación. Sin embargo, no es bueno dedicar todo este esfuerzo al cliente grande, hay que tener presente que en cualquier momento, puede dejar de colaborar contigo, lo que supondría un gran problema.

Rodearse de los mejores y motivarles

Para ofrecer el mejor servicio a los clientes con las máximas garantías, necesitas el mejor equipo de profesionales. Organiza el plan de trabajo del despacho y las tareas que cada uno de los trabajadores va a tener asignadas. Generalmente, se suele optar por un sistema organizativo de áreas en los que cada miembro del equipo cuenta con una especialidad para ofrecer el mejor servicio al cliente. Pero esto dependerá del tipo de servicio del despacho y del perfil de los trabajadores.

El trabajador debe sentirse también parte de la organización, hay que implicarles en la consecución de los objetivos y hacerles ver que son indispensables. Está demostrado que ofrecer incentivos y motivaciones al trabajador mejora su rentabilidad y su compromiso con el trabajo.

El fin es que todos sientan que trabajan en la misma dirección para mejorar la rentabilidad del despacho. Elige a profesionales con experiencia y estudia si todas las áreas están cubiertas o si por el contrario, necesitas un perfil más técnico y especializado para casos específicos.

El despacho es la tarjeta de presentación

Ten en cuenta que vendes en todo momento y que la imagen del despacho también cuenta. Estructura la organización de las mesas y los equipos de trabajo, la sala de reuniones y la sala de espera. Todo debe estar pensado y cuidado al mínimo detalle porque son aspectos que el cliente valora y que pueden ser decisivos llegado el momento de elegir el servicio.

#negocios #clientes #marketing

  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Visítanos en:

Av. Hermanos Maristas 28, Oficina 4E

Valencia 46013

O contacta con nosotros:

Telf 96 303 73 73

info@nuboh.es

© 2020 núboh. Todos los derechos reservados. Aviso legal | Política de cookies | Política de Privacidad.