La tecnología se sienta a la mesa



¿Cuándo fue la última vez que visitaste un restaurante? Lo más probable es que en el último mes hayas ido más de un día a disfrutar de una experiencia gastronómica. Aunque ya nos hayamos acostumbrado a ella y no notemos su presencia, la tecnología ha determinado nuestra manera actual de relacionarnos con la gastronomía.

¿Recuerdas cómo era tu experiencia en el restaurante hace algunos años? Empezando por la reserva, era muy distinto a hoy en día, solíamos hacerlo por teléfono o en el propio restaurante pero ¿y qué hay de la carta? La sorpresa del menú quedaba reservada al día de la comida o cena. Y olvidémonos de saber qué experiencia habían vivido otros clientes… Todo esto ha quedado en el olvido gracias a la entrada de las nuevas tecnologías en el sector de la restauración.

¿Estamos ante una digitalización del comer? Todo parece indicar que caminamos hacia esta dirección. Lo cierto es que hoy en día los hábitos de los clientes han traído consigo nuevas formas de consumo y experiencias vanguardistas que la gastronomía ha sabido aprovechar para no quedarse atrás en esta carrera por la digitalización que afecta a numerosos sectores.

Si hay algo que no se puede obviar, es que la tecnología es totalmente necesaria para cualquier negocio. El sector de la restauración en España es plenamente consciente de ello, el 50% de los propietarios de los restaurantes españoles considera la tecnología primordial para el desarrollo de su negocio. Un porcentaje muy elevado si lo comparamos por ejemplo, con nuestros vecinos franceses donde solo un 38% de los propietarios mantienen esta misma opinión. El desarrollo de apps y de plataformas de reserva y opiniones digitales es necesaria para la hostelería.

La tecnología al servicio del cliente

Las apps junto a las redes sociales y las plataformas de opinión están contribuyendo a cambiar el concepto gastronómico. Ahora reservamos a través de nuestra app, elegimos la hora e incluso la mesa que queremos para nuestra comida o cena.

Antes de reservar podemos conocer qué opinión merece el restaurante para otros clientes que ya han disfrutado de él. Conocer el precio, los platos estrella del menú, la amabilidad del personal etc… todo ello está a nuestro alcance para acertar con nuestra experiencia.

Ahora el cliente intuye cómo va a ser su experiencia y, por tanto, su exigencia es muy superior porque espera al menos lo mismo de lo que ya conoce sobre nosotros. El cliente de hoy en día es un prescriptor muy influyente. Sus opiniones que antes quedaban reservadas únicamente a su círculo de amigos más cercano, hoy llegan a un público más amplio gracias a las redes sociales, el poder de opinión y la influencia del cliente es mucho mayor.


No podemos olvidar que los nuevos hábitos de consumo y modelos de vida de la sociedad han dado lugar a otras experiencias de consumo gastronómico que nos ofrecen la mayoría de restaurantes. Es el auge de lo que conocemos como el "food delivery" donde es posible trasladar esa experiencia de sabores a tu propia casa. La oferta que encontramos hoy en día es inmensa, podemos disfrutar prácticamente de cualquier tipo de cocina con un simple pedido desde nuestro smartphone o tablet.

Ya no es necesario acudir al local para disfrutar de una experiencia, las nuevas tecnologías han permitido la evolución de la hostelería hasta el punto que es la propia experiencia la que va a tu casa.

Restaurantes digitales e inteligentes

Según señalan los expertos, cada vez más los restaurantes serán más digitales, la inteligencia artificial, la robótica y el big data marcarán las experiencias gastronómicas de los clientes. Y no estamos hablando de uno de los guiones de ciencia ficción de Christopher Nolan, es algo que está más cerca de lo que creemos, de hecho, ya se puede ver en algunos de los restaurantes de nuestro país.

La experiencia gastronómica ya no solo se centra en el sabor, el objetivo es lograr una vivencia que estimule todos los sentidos del cliente. Las cartas digitalizadas ofrecerán al usuario la posibilidad de saber el origen de cada uno de los alimentos, además de conocer al detalle el total de calorías que va a ingerir con el plato. Los pagos a través del móvil o el desarrollo de menús personalizados son ya una realidad.

¿Cómo serán los restaurantes del futuro?

Seguramente nos encontraremos con varios tipos de restaurantes que responderán a las necesidades de perfiles de usuarios muy diferentes. Según los expertos en la materia, se trata de lograr la convivencia de todos ellos, por un lado los restaurantes inteligentes basados en un alto componente tecnológico, donde la experiencia no solo se centra en los platos sino que supone una interacción mucho más amplia incluso con el propio local, los restaurantes de rendimiento centrados en satisfacer las necesidades de colectivos específicos y por último, los restaurantes de placer donde lo primordial será el simple hecho de disfrutar.

Si quieres que tu restaurante se sume a la lista de restaurantes del futuro, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre qué servicios pueden interesarte para mejorar la gestión de tu negocio.

#restauración #tecnología