El coworking, una filosofía de trabajo para los emprendedores



Empezar nunca es fácil y cuando se trata de emprender resulta aún, más complicado. Iniciar la aventura de crear una empresa propia tiene ventajas e inconvenientes y siempre lleva implícito un riesgo que hay que asumir.

A la incertidumbre de saber si el negocio funcionará o fracasará se suman todos los gastos que se derivan del inicio de la actividad y que, en ocasiones es complicado poder hacerles frente.

Una de las características de los emprendedores es su afán por reinventarse, adaptarse al entorno y a las nuevas circunstancias para ofrecer el mejor servicio abaratando costes. De ahí, surge el desarrollo de nuevos espacios de trabajo como el coworking del que os vamos a hablar en el post de hoy.

Apostar por una idea de negocio

La mayoría de los emprendedores se encuentra con las mismas barreras a la hora de empezar una nueva actividad. Una de ellas suele ser los problemas de financiación. Contar con el presupuesto necesario para iniciar y desarrollar la actividad es el principal obstáculo. Otro de los problemas añadidos suele ser el alquiler del espacio y los gastos derivados de la actividad que suponen una suma muy alta difícil de asumir.

Coworking, un espacio ideal para emprender

El coworking es una opción muy asequible para la mayoría de emprendedores que deciden lanzarse a crear su propio negocio. Este concepto de trabajo compartido apareció por primera vez en Estados Unidos en la década de los 90 con el objetivo de que las personas que trabajaban de manera independiente, autónomos o desde casa, pudieran hacerlo en un mismo espacio físico sin importar la actividad o el trabajo de cada uno.

En un coworking se comparte el espacio físico y las zonas comunes sin intervenir en el trabajo de los demás. Pero no solo supone compartir un mismo lugar, sino que implica pertenecer a una comunidad de profesionales que trabajan de manera colectiva y colaboran en la creación de nuevos proyectos.

Según un estudio elaborado por el pasado año, España ocupa el tercer puesto en el ranking de países que cuentan con este tipo de locales de trabajo compartido o coworking y que se concentran en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia.


Ventajas de trabajar en un coworking

Esta innovadora idea de trabajo no solo supone un ahorro significativo para los trabajadores es también fuente de otros muchos beneficios para el emprendedor y su actividad. A continuación, te contamos algunos de ellos.

-Un ambiente profesional

En un coworking el lugar de trabajo se comparte entre profesionales de sectores diferentes por lo que se respira un ambiente profesional en el que es muy fácil integrarse.

-Networking

Este tipo de lugar permite extender la red de contactos y tener una sólida base de profesionales que se pueden convertir en clientes o en colaboradores futuros. En él se intercambian experiencias profesionales para participar en proyectos multidisciplinares.

Además, se cuenta con la ventaja de conocer cómo trabajan el resto de profesionales por lo que puedes decidir con más criterio si formar parte de nuevos proyectos conjuntos.

-Compartir gastos

Al compartir los espacios comunes, los gastos se dividen entre todos los profesionales que trabajan en el mismo coworking. Los profesionales pueden disponer de un espacio de trabajo con las mismas comodidades de una oficina propia sin necesidad de que ello le suponga un gran desembolso.

-Motivación

Contar con un espacio dedicado al trabajo favorece la concentración y la motivación para el desarrollo de los proyectos. En ocasiones, es difícil encontrar la concentración cuando se trabaja en casa o en otros espacios en los que no hay posibilidad de rodearse de un ambiente laboral adecuado.

-Eventos

El espacio de coworking cuenta con salas de reuniones y espacios compartidos que se pueden utilizar par agendar reuniones, conferencias, conexiones online etc… Una de las ventajas de estos espacios es que puedes disponer de las mismas prestaciones que una oficina tradicional por lo que puedes recibir clientes o colaboradores en la oficina y ofrecerles un ambiente de trabajo dinámico y profesional.

El único inconveniente del coworking es que, al tratarse de espacios compartidos, exige respetar las horas en las que se disfruta de estas salas de reuniones ya que puede que otros profesionales necesiten utilizarlas. Se trata de cumplir normas básicas de convivencia que no alteren ni perjudiquen el trabajo del resto de profesionales.

Si estás buscando un lugar en el que desarrollar tu actividad y acabas de empezar, el coworking puede ser la salida que necesitas sin necesidad de renunciar a un ambiente profesional en el que poder desarrollar tus proyectos.

Si quieres saber más acerca de cómo poner en marcha tu empresa, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos con las distintas soluciones tecnológicas para emprendedores que ofrecemos desde Nuboh.

#emprendedores #empresa #coworking

  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Visítanos en:

Av. Hermanos Maristas 28, Oficina 4E

Valencia 46013

O contacta con nosotros:

Telf 96 303 73 73

info@nuboh.es

© 2020 núboh. Todos los derechos reservados. Aviso legal | Política de cookies | Política de Privacidad.