Beneficios de aprender programación en los centros educativos



La palabra programación parece estar únicamente ligada a los profesionales o expertos en informática. Lo cierto es que la programación envuelve a un sector muy amplio en el que todos tienen cabida, incluidos los más pequeños.

El mundo está cambiando y las pautas de la educación también. En un mundo cada vez más informatizado, la tecnología y la informática deben de ser dos constantes en el sistema educativo. La programación como asignatura se puede enseñar desde infantil ya que con la estructura educativa correcta se puede implantar a edades tempranas sin problemas.

¿Qué es la programación?

Actualmente ya se puede afirmar que la programación es el lenguaje más usado. ¿La razón? Porque es el lenguaje que utilizan millones de máquinas. Hecho por el cual creemos que enseñar programación desde pequeños es clave.

Cuando hablamos de programación estamos hablando de escribir en código, de crear estructuras para crear programas a través de ese código. No se trata de formar a especialistas en código sino en mostrar las herramientas básicas para que los propios niños puedan desarrollar sus propias ideas con la ayuda de la programática.

Los expertos hablan de que las nuevas generaciones trabajarán en el futuro en profesiones que todavía no han sido inventadas. Profesiones en las que la informática será la base. Por tanto, la mejor solución pasa por educar desde pequeños en la programación para que puedan desarrollar en el futuro su rol profesional.

Beneficios de la programación en los más pequeños

- Aprendizaje más rápido y activo. Cambiar los libros por la pantalla facilita el aprendizaje ya que los alumnos se sienten más motivados. Los niños han nacido en plena era tecnológica por lo que el lenguaje informático no les resulta raro.

Además, la programación se ofrece en forma de juguetes, robots y videojuegos. Con ello el interés está asegurado. Está demostrado que en pocas semanas los niños consiguen entender la base de la programación y comienzan a utilizarla de manera práctica.

- Creación de ideas propias. La programación les ayuda a comprender el principio de todo. Por eso empiezan a crear y organizar sus propias ideas en busca del entendimiento total.

A través de la programación los pequeños pueden diseñar, modificar y crear desde videojuegos hasta páginas web. Además, cada niño posee sus propias inquietudes por lo que se conseguirán diferentes tipos y maneras de realizar programación.

- Resolución de problemas. Programar es escribir sobre un documento en blanco. Por lo que siempre se necesita un objetivo claro por el que crear un código determinado. Las equivocaciones serán continuas pero necesarias para el autoaprendizaje.

Con las pautas básicas los más pequeños pueden enfrentarse a los problemas y crear soluciones factibles.

- Aumento del pensamiento crítico. La lógica es inevitable con el uso de la programación debido a que en busca de la solución hay que barajar primero todas las posibilidades e ir descartando hasta encontrar la correcta.

Esta técnica no solo les servirá para saber programar sino para la vida real, es decir, tanto para su vida académica como para la futura profesional.

- Mejora del trabajo en equipo. Las relaciones sociales son otras de las grandes olvidadas del sistema educativo. Y es que tan importante es saber trabajar solo como en equipo.

La tecnología, en este caso la programación, da la oportunidad a los niños a trabajar en equipo, a proponer ideas y a ayudarse unos a otros.

Al igual que leer y escribir son objetivos principales desde infantil, los conocimientos informáticos también deberían serlo porque la revolución tecnológica no es solo el futuro sino que representa el presente.

Enseñar de una manera divertida y diferente es el objetivo de todo profesor. Si quieres conseguir la motivación de tus alumnos y acercarles a la informática de la mejor manera posible contacta con nosotros. En Núboh somos especialistas en innovación educativa. ¿Te unes a programar para enseñar?

#innovación #innovacióneducativa #educación