Conseguir metas profesionales a través del coaching en habilidades directivas



El coaching es en sí una habilidad directiva. Por ello es la disciplina perfecta a través de la cual enseñar a potenciar las habilidades directivas a los miembros de un mismo equipo de trabajo.

El coaching sirve para trazar las pautas a seguir con las que poder llegar a conseguir objetivos tanto a nivel personal como profesional. La figura del coach en las empresas es fundamental para garantizar el crecimiento y el buen trabajo de todos sus empleados.

El coach es aquella persona encargada de transmitir conocimientos y experiencias a los trabajadores con tal de transmitir nuevas ideas y técnicas con las que garantizar, por un lado, su bienestar como parte de una empresa y, por otro, su compromiso con la misma a través de la obtención de resultados.

¿Qué son las habilidades directivas?

Cuando se habla de habilidades directivas se hace referencia a las capacidades y conocimientos con los que los líderes y gerentes de una organización consiguen explotar al máximo el potencial del conjunto de empleados.

Las habilidades directivas se encuentran divididas a su vez en dos grandes grupos: habilidades técnicas y habilidades de liderazgo. Donde las habilidades técnicas se basan en el conocimiento obtenido a través de la experiencia propia y las habilidades de liderazgo están compuestas por la visión, el pensamiento y la gestión del propio líder.

Las habilidades directivas más importantes para una empresa

Se ha demostrado que el desarrollo de las habilidades directivas y su puesta en práctica son la combinación perfecta para crear líderes y un equipo de trabajo productivo. Hemos realizado una selección de las más importantes para el buen funcionamiento de una empresa:

- Autoconfianza. La confianza en uno mismo es fundamental para todo, más aun en el panorama empresarial. Tener claros nuestros puntos fuertes y sobre todo los débiles es clave para saber fijar nuestros límites y perseguir de la mejor manera los objetivos. Si algo se necesita para crecer y superarse es confianza.

- Inteligencia emocional. La inteligencia emocional es una de las habilidades directivas más importantes. Con el término inteligencia emocional se hace referencia al nivel de empatía con el resto, aunque también juega un importante papel el poder de control de las propias emociones. Se trata de una habilidad centrada en el desarrollo de las capacidades no verbales más que en las verbales.

- Solución de problemas. Si algo es característico de las empresas y los negocios son los problemas. En cualquier momento puede aparecer uno. No siempre les hacen frente los directivos sino que muchas veces son los propios trabajadores los que se deben encargar de ellos. Para poder solucionarlos se necesitan conocimientos previos para poder estudiar correctamente el problema y trazar la mejor solución posible.

- Toma de decisiones. Para que algo suceda se necesitan decisiones. El proceso de la toma de decisiones es constante en la vida personal y forma parte de nuestra realidad. Las buenas decisiones necesitan de un análisis previo que permita prestar atención a todos los detalles, garantizando así la solución óptima para todos.

- Liderazgo. El líder es aquella persona con la capacidad de influencia suficiente en las personas como para guiarles en el camino de la consecución de los objetivos de la empresa. Una persona clave y necesaria en todo equipo.

¿Estás interesado en el coaching de habilidades directivas para tu empresa? Garantiza el éxito con un Plan de Coaching Empresarial y prepara a todos los miembros del equipo para conseguir las metas en tiempo récord.

Apuesta por la innovación empresarial con Núboh. Infórmate en el 963037373 o en el correo electrónico info@nuboh.es y traza la mejor estrategia para tu negocio.

#innovación #InnovaciónEmpresarial #coaching