Claves para ser un centro innovador en educación



La educación está cambiando al igual que lo hacen las necesidades del entorno. Pero, ¿qué sentido tiene que las clases en los centros educativos sigan siendo iguales que hace 20 años si las características del entorno han variado?

El aprendizaje en la escuela está creado para que los pequeños tengan un futuro laboral y personal en el que se puedan adaptar sin problemas al ritmo y los cambios del entorno. Por ello, en un mundo cada vez más digital las aulas también deberían serlo. Y sí, la revolución digital ya está llegando a los centros.

¿Qué es la innovación educativa?

La innovación educativa es cambio. En concreto un proceso de cambios que, reproducidos dentro de las aulas de los centros educativos, buscan a través de la introducción de técnicas digitales la orientación y las mejoras de la enseñanza en todas las edades y niveles existentes.

El cambio digital viene dado por la introducción de ideas, recursos y actividades basadas en la informática, la programación, la robótica o la gamificación, entre otras. Muchas veces, no se tienen los recursos económicos suficientes como para hacer frente a una transformación digital completa en las aulas. Pero sin una gran inversión también se puede convertir un aula en la más innovadora gracias a la amplia oferta de aplicaciones móviles gratuitas que hay en el mercado o los recursos de Google como Google Drive que permite trabajar de manera conjunta también desde casa.

Pasos con los que conseguir el aula más innovadora

Los docentes juegan un papel clave en el proceso de introducción de nuevas técnicas y en el desarrollo de las mismas. Y es que son ellos, los profesores, los que deben de plantear junto con el resto del equipo docente una lista de propósitos y objetivos que conseguir. Además, es recomendable crear un espacio o un departamento que se encargue de controlar y revisar los cambios y la evolución de la introducción de nuevas técnicas en los centros.

Los tres pasos para ser un centro basado en innovación educativa son la planificación, la implementación y la evaluación.

1. Planificación. Antes de la puesta en marcha del proceso de transformación digital es importante aportar las razones por las que se apuesta por este proceso. Para ello hay que realizar un análisis previo de la situación en el que aparezcan todos aquellos aspectos en los que se pretende incorporar mejoras o cambios.

Una vez se sabe cuál es la situación actual hay que priorizar las medidas que se van a tomar a través de un cronograma en el que aparezcan tanto las medidas como los objetivos que se quieren conseguir con ellas. La prioridad de las medidas vendrá dada por la cantidad de recursos disponibles dentro del mismo centro educativo.

2. Implementación. Si la planificación se ha hecho correctamente la implementación tiene muchas posibilidades de éxito. En este punto serán los docentes los que irán introduciendo de manera progresiva los cambios tecnológicos en el aula.

La implementación de las estrategias se realizará por medio de dispositivos tecnológicos como ordenadores y tabletas, un uso más alto de contenido audiovisual, el flipped classroom (técnica basada en el aprendizaje de la teoría en casa para poder realizar prácticas y resolver dudas directamente en el aula) o la gamificación (uso del juego en las clases).

3. Evaluación. Una vez realizados los dos pasos anteriores llega el momento de valorar los resultados de las medidas adoptadas. Como se trata de un proceso continuo se pueden tanto mantener como modificar las estrategias educativas con tal de conseguir los propósitos propuestos en un primer momento. La evaluación se realizará entre todos los integrantes del departamento y también con aquellos docentes que hayan participado en el proceso.

Si estás interesado en la innovación en las aulas y tienes dudas sobre ello contacta con nosotros. En Núboh somos especialistas en innovación educativa y estaremos encantados de acompañarte en el proceso de digitalización.

#profesorado #docencia #educación #innovacióneducativa