• Núboh

La nueva normalidad en las aulas: formación digital y presencial

Los últimos meses han generado un cambio muy evidente en el sistema educativo respecto a su relación con la informática y el uso de Internet.

Debido a las circunstancias, se ha producido un aceleramiento de la transformación del sector hacia un perfil más digitalizado.


Como consecuencia, se presenta un mayor número de oportunidades en el proceso formativo a través de fórmulas innovadoras.


El uso de herramientas digitales ha aumentado de manera considerable y ha servido para conocer todas las ventajas que existen en el aprendizaje digital.

Tras este acercamiento, no hay marcha atrás y tanto docentes como centros educativos continúan estudiando todas las posibilidades que ofrece la educación desde un enfoque digital.


El profesorado ha debido adaptarse a nuevas formas de enseñar en las que la informática y la tecnología se encuentran implícitas.

Este hecho ha desencadenado en nuevo proceso de aprendizaje en el que los conocimientos trasladados con anterioridad se han adaptado a nuevos formatos.


Del mismo modo, los niños deben saber utilizar correctamente todas las herramientas digitales para aproximarse a la nueva realidad laboral e ir formándose para descubrir qué rol profesional quieren desempeñar en un futuro.


Combinación de presencialidad y tecnología

Como consecuencia de las nuevas circunstancias, se estudia proponer en centros educativos un nuevo modelo híbrido que ofrezca, tanto a los alumnos que acudan a las aulas como a los que sigan a distancia, todas las pautas y conocimientos para poder emplear correctamente.


Para hacerlo posible, será necesario que los contenidos y metodologías aplicadas en las aulas vayan en la misma línea que los ofrecidos a través del aula virtual.

Sabiendo complementar estas dos realidades, se asegurará mantener la coherencia y que su combinación suponga un enriquecimiento del proceso de formación; y no un retroceso o complicación añadida.


Apostando por el ‘liquid learning’, se permite elegir asistir a clases presenciales en los campus o conectarse online a las aulas con el mismo grado de excelencia académica.

Emprendedores

Uno de los sectores que más impulsado se ha visto con este acercamiento a la realidad digital integrada en la educación es el ecosistema emprendedor. Sobre todo, en el caso de las ‘startups’, que han respondido de forma muy rápida y han sabido aprovechar los beneficios de esta realidad abordando retos y necesidades.


Conocer con mayor exactitud las múltiples posibilidades que ofrecen las herramientas digitales permitirá abordar proyectos ya existentes y conseguir generar mayor visibilidad.


La formación digital como asignatura obligatoria

Tanto los estudiantes como los docentes deben seguir formándose ante la revolución del sector que ha integrado el factor digital de manera irrevocable y que genera, como consecuencia, nuevas metodologías y nuev